Tomar el Sol de Forma Beneficiosa y Segura

Los ingredientes que necesitas para cocinar a un solo clic

tomar el sol

 

Hay una forma efectiva y segura de tomar el Sol, de nutrirnos del imprescindible Sol. El astro nos aporta vitamina D3 y así es la única forma de obtenerla, sintetizándola cuando exponemos la piel a los rayos solares.

Tomar el Sol estimula el sistema inmunitario (muy recomendable que los niños lo tomen cuando están débiles o en etapa de crecimiento), ayuda a segregar serotonina, testosterona, ayuda a la mejor recepción, absorción y aprovechamiento de minerales, tonifica el sistema muscular y endurece los huesos. El Sol es fuente de vida.

El Sol nos activa y nos alegra, pues como acabo de decir ayuda en la liberación de serotonina y eso nos hace felices. El Sol nos inspira y nos da fuerza. Nos aleja de la depresión y de los estados de ánimo bajos o negativos. Acaso te sientes igual en verano que en invierno?

Te guste o no, somos criaturas solares

Es curioso observar como el Sol ha sido criticado y demonizado en los últimos tiempos por los grandes medios de comunicación y por los supuestos expertos en salud: “Huye del Sol, escóndete de él o puedes pillar un cáncer de piel y bla bla bla”.

Esto es una campaña de manipulación inteligentemente orquestada para que no solo evitemos recibir los beneficios del Sol como es debido y estemos más saludables, sino que también es una forma de conducir y derivar a la gente al uso de las cremas solares.

Cremas solares?

Mucho ojo con esto. Las peligrosas cremas solares con toda su química nociva pasan a nuestra sangre a través de la piel, un órgano extremadamente poroso. En otro artículo hablaremos de estos peligrosos productos y de su composición. Quedarás horrorizad@ cuando veas los ingredientes. Pero te voy a dar un adelanto de los más tóxicos y letales que tranquilamente están presentes en un alto porcentaje de cremas: Palmitato de Retinol, Oxibenzona, Homosalato u Octil-Metoxicinamato. Aunque hay bastantes más, veremos cómo muchas de las sustancias que llevan las cremas se activan y se vuelven más nocivas mediante la acción del Sol.

Los cánceres de piel se han disparado entre la población desde que las cremas solares y de bronceado fueron introducidas. Casualidad?

Quien diseñó estas cremas desde luego sabía lo que hacía. Las cremas solares, entre otras cosas, acidifican nuestro pH (clic). Cuando veas la cantidad de porquería que puede volcar a tu cuerpo una simple aplicación de crema solar, seguramente se te quitarán las ganas de usar este tipo de consumibles. Quien necesita peligrosos compuestos químicos y sintéticos circulando por la sangre?

Si, hasta con las cremas solares intentan dañar nuestra salud y enfermarnos. Igual que con la comida y bebida procesada (clic). Ni se te ocurra usar cremas solares, son otro producto más diseñado para enfermarnos y para generar beneficios a las grandes marcas.

Nos asustan por un lado y nos alarman de peligros inexistentes o creados, para acto seguido guiarnos hacia SU solución, que no deja de ser un engaño más para que palmemos en salud y dinero.

Pero vayamos a lo que vamos.

Cuando tomar el Sol

Es muy sencillo. Cuando la sombra que proyectamos en el suelo tiene la misma longitud o un poco más que nuestra propia altura, entonces es un buen momento para tomar el Sol. Estaremos recibiendo los rayos UVB, que son los buenos por así decirlo siempre que se tomen como aquí indico.

Pongamos un ejemplo: si una persona mide 1.80 metros, y la sombra que esta persona puede ver de sí misma en el suelo es más o menos de 1.80 metros o un poco más larga entonces es seguro tomar el Sol. Ese es el intervalo perfecto.

Estos momentos adecuados se producen al amanecer y al atardecer, cuando la inclinación de los rayos solares con respecto a la superficie es más paralela que perpendicular

Por eso mismo si nuestra sombra es muy corta o prácticamente la tenemos debajo de nosotros observamos que el Sol está en su punto más alto sobre nuestra cabeza, y sus rayos caen completamente perpendiculares. Esa radiación solar va muy cargada con rayos UVA. Ese no es momento de estar al Sol, sino de guarnecernos de él. Así además es como lo hacen los animales. Su innata sabiduría les hace protegerse del Sol en los momentos de mayor intensidad.

Cómo tomar el Sol

Con una exposición de 10 a 20 minutos es suficiente para obtener los beneficios y la optimización solar. Dependerá también de vuestra tonalidad de piel, pues los más blancos de color necesitarán menos tiempo y las personas de color más oscuro deberán tomarlo un poco más. De esta forma se puede tomar el sol cada día y sin ningún problema. O día sí día no.

Yo recomiendo, siempre que se pueda, tomar el sol completamente desnudos. Que el Sol bañe todo nuestro cuerpo de arriba abajo

Conclusión

Hay que tomar el Sol. Hay que practicar la nutrición solar sin ningún miedo. El Sol no es peligroso, es nuestro aliado en la salud y sin él andaremos escasos de ella. El Sol optimiza y tonifica nuestro cuerpo a nivel general.

También me gustaría comentar algo más, y es que a veces por lo que sea nos veremos expuestos al Sol demasiado tiempo y en horas inadecuadas. Mi consejo aquí es que entonces vistamos con prendas ligeras y finas de manga larga, tanto en el torso como en las piernas. Y para la cabeza y la nuca podemos optar por que esa prenda lleve capucha, o ponernos un sombrero de ala ancha. O en el peor de los casos fabricarnos un turbante de emergencia con lo que tengamos a mano para que nos saque del apuro de estar metidos a una gran exposición solar a horas no recomendadas. El Sol fuerte en la cabeza es peligroso.

Puede parecer que vistiendo manga larga nos sentiremos más acalorados y agobiados, pero nada más lejos de la realidad: si nos cubrimos del Sol de esta forma este no nos calentará la piel, y estaremos más frescos que si el Sol nos toca directamente la piel. Además si corre algo de aire veremos como ese pequeño espacio entre la prenda y nuestra piel sirve para disipar el calor y mantener una temperatura estable. Esto es algo que aprendí viviendo en países extremadamente soleados y tropicales, donde la gente combate de esta forma el Sol directo y nunca jamás se ponen ningún tipo de crema o potingue solar. Y creedme que funciona.

Espero que os haya gustado el post de hoy. Saludos.

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario