Los 5 Pilares de la Salud y el Bienestar

Los ingredientes que necesitas para cocinar a un solo clic

Los pilares de la salud y el bienestar

 

Estos factores debes conocerlos al detalle y tu estilo de vida debe gravitar sobre ellos. Son fáciles de entender y es fácil vincularse a ellos siguiendo sus principios. Vivir acorde a los 5 pilares es fundamental para la edificación y proyección de unas sólidas bases que sustenten la totalidad de la salud, el bienestar y la vitalidad en todas sus facetas.

La sinergia entre los pilares, como verás, es total y cuando funcionan al unísono es cuando más y mejor van a actuar sobre ti maximizando los resultados.

Seguro que ya eres un maestro en alguno de los pilares, o tal vez en todos. Vamos a verlos.

El primer pilar es la alimentación

salud y bienestar tierra

Construir este pilar consiste en comer lo que se debe comer por la naturaleza y constitución que tiene el ser humano. Desde tu boca hasta tus tripas, pasando por tu química digestiva, existe un diseño muy claro y evidente que indica los tipos de alimentos adecuados para el consumo humano. Alinearte con esos alimentos es el primer paso para disfrutar de verdadera salud y sentirte optimizado sin caer en ningúna dolencia o enfermedad.

Yo recomiendo una dieta basada en alimentos completamente vegetales en todas sus formas y variedades, frescos y naturales. Sin cocinarlos (clic) o en su defecto lo menos posible; vapor, hervir o usar el horno lo justo.

Céntrate en las principales familias o grupos de alimentos y rodéate de ellos: cereales, verduras y hortalizas, algas, setas y hongos, legumbres, frutas, frutos secos y semillas

No te hace falta nada más. De todos estos grupos se extrae absolutamente todo y un poco más de lo que el cuerpo necesita a nivel nutricional.

Evita completamente el super y sus productos procesados. Solo son 100% marketing, son basura disfrazada de comida. Puedes encontrar más información aquí (clic). La ingestión de comida procesada y comida chatarra es una fuente constante de males y enfermedades degenerativas de muy diversos tipos.

Nunca comas hasta sentirte lleno, solo hasta el 80% aproximadamente. Esta es una antigua recomendación de salud oriental, el “principio de Hara Hachi Bu”. Tiene que ver con que comer poco alarga la vida, tiene que ver con la dieta hipocalórica. La gente de 80, 90, 100 años o más están todos delgados. Es muy dificíl ver personas a esas edades con sobrepeso sencillamente porque no llegan, mueren antes.

De esta manera, al restringir la ingesta de alimentos el organismo responde ajustando una série de mecanismos moleculares, optimizandose y preparándose pues parece que los alimentos van a escasear y hay que hacer algo para asegurar la supervivencia. El cuerpo empieza a hacer más con menos. Este factor se puede aprovechar en nuestro beneficio. En experimentos de laboratorio se dejó a ratones comer a placer la cantidad de comida que quisieran a las horas que quisieran. Mientras que al segundo grupo se le restringió la disponibilidad y la cantidad. El resultado fué que los ratones que comían a placer morian mucho antes. Los restringidos duplicaban o triplicaban su esperanza de vida.

Proverbio japonés: “ocho partes de diez de un estómago lleno mantienen al hombre; las otras dos mantienen al doctor”.

Este principio también en efectivo en aquellas personas que quieren perder peso o bajar de peso, pues al no llenar el estómago del todo estamos de alguna forma educándolo y dejando de mantenerlo ensanchado todo el rato. Con el tiempo irá reduciendo su tamaño y la persona reducirá su talla.

Para todos aquellos que no vean más allá de alimentarse en el supermercado, aquí dejo algunas alternativas para alimentarse como es debido:

Empieza por leer más posts en este blog y ves tomando nota de lo que te aconsejo comer.Visita más frecuentemente el mercado de productos frescos. También hay muchos productos orgánicos y garantizados que puedes comprar online de auténticos agricultores que no usan una gota de químicos o pesticidas. Visita colmados orgánicos que últimamente han proliferado mucho. Si vives fuera de la ciudad lo tienes fácil, ve y visita a los productores locales y cómprales sus frutas y verduras, sus hortalizas, sus setas o lo que tengan para ofrecerte. Ellos también conocen a otros agricultores y en poco tiempo tendrás todo lo que necesitas. Cultiva tus propios alimentos si puedes, y si no puedes estudia la posibilidad de poder hacerlo. Si vives en la ciudad dedica algún fin de semana a salir con tu coche y conocer la producción y el cultivo que puedas encontrar relativamente cerca y cómpraselo a los agricultores directamente. Contacta con grupos que sepan cómo y dónde abastecerse de comida natural y fresca, aprenderás mucho de ellos. Estos grupos los puedes encontrar en las redes sociales o tal vez alguna persona cercana a ti conozca alguno y te pueda introducir. Dedica una parte de tu tiempo a preparar tu comida en vez de comprarla preparada y conviértete en un artesano de tu propia alimentación.

En este apartado me gustaría hacer una mención al Sol. El sol provee una clase de vitamina D. Tonifica a nivel general el cuerpo y el sistema inmunológico. Sus beneficios son muy amplios e imprescindibles, y merecen un artículo aparte. Hay que tomar el sol al amanecer o al atardecer, evitando las horas punta (tal y como hacen los animales). De 10 a 20 minutos es suficiente. Y si puedes tomarlo completamente desnudo mejor. Olvídate de cremas y protecciones, a pelo.

Ya no tienes excusa para alimentarte bien.

El segundo pilar es la hidratación

salud y bienestar agua

Y por desgracia es muy poco tenido en cuenta, incluso por los profesionales de la salud. Tanto o más importante que comer es beber agua en la cantidad suficiente y de la mejor calidad. Tengo más de un post hablando del agua, y como algunos ya sabrán la mejor de todas es el agua destilada por uno mismo con un pequeño electrodoméstico casero llamado destiladora de agua (clic). Del agua embotellada (clic) olvídate para siempre.

Una cantidad incalculable de gente está enferma y ni los médicos saben el porque, cuando lo único que necesitan esos enfermos es beber agua para

hidratar, lubricar, refrigerar y limpiar el cuerpo. Esas son las principales funciones del agua en nuestro organismo. Otras son la absorción y distribución de nutrientes. Y es importante para tener sangre de calidad; limpia, oxigenada y alcalina

Somos 70% agua y agua es lo que tenemos que introducir en nuestro cuerpo de forma constante.

He conocido a personas que dicen esa estupidez de: “El agua para los peces”. Y nunca beben agua, como si le tuvieran alergia. Algunos dan unos tímidos sorbitos y ya creen que está bien. Pocas veces he visto un despropósito tan grave y voluntario, un atentado tan directo a la salud. Esta clase de gente ha perdido completamente el norte, y lo que hacen es beber cosas sintéticas carbonatas y azucaradas. Y ya está. Eso es hidratación para ellos. Ellos calman la sed y la necesidad de agua que el cuerpo les pide con bebidas artificiales llenas de químicos. Grave error.

También es destacable la cantidad de mujeres que hay preocupadas por su piel, recurriendo a cientos de productos (tóxicos) que se aplican para lucirla más brillante y tersa. Bien, si se preocuparan más de estar hidratadas comprobarían con sorpresa como su piel luce con menos arrugas y con más brillo y energía.

La deshidratación prolongada lleva a tener colesterol, daños hepáticos, daños en los riñones, estreñimiento, acidez crónica general (clic), cansancio y agotamiento, mareos, aturdimiento, falta de concentración, irritabilidad, piel y boca secas, mal color de piel y mal aspecto, tensión baja, ritmo cardíaco acelerado, pulso débil… Una deshidratación grave puede ser mortal.

Sin agua no hay salud de ningun tipo, pues el cuerpo no puede realizar numerosas e importantes funciones. No le pongas impedimentos y le compliques las cosas: bebe agua.

Yo recomiendo beber de 5 a 6 vasos de agua al día (en condiciones normales). Repartidos en mañana, mediodía, y tarde o noche (a elegir). Siempre fuera de las comidas. No mezclar esos vasos de agua con la comida, únicamente comer con dos dedos de agua a sorbitos mientras comemos para hacer una agradable digestión, y una buena absorción sin pérdida de nutrientes.

El tercer pilar es el movimiento

salud y bienestar fuego

Estamos echos  para movernos y para gozar de la sensación de tener un cuerpo funcional con el que desempeñarnos. Tenemos un corazón y una musculatura que responden a las exigencias de los esfuerzos. Seguramente habrás oído cientos de veces lo bueno que es el ejercicio y la actividad corporal, pero no está de más recordar algunas cosas.

El ejercicio o la actividad física desencadenan una serie de procesos beneficiosos: Se activa el sistema inmunológico, cardiovascular y hormonal. Elimina toxinas y te oxigena el cerebro. Te previene contra enfermedades y te mantiene joven. Además libera neurotransmisores como la dopamina, que es placentera y te hacen sentir extremadamente bien.

Mantener cierto tono muscular, estar flexibles, tener suficiente fondo cardiovascular… es importante y evitará tener un cuerpo anquilosado y con riesgo a sufrir caídas, lesiones y daños tontos.

La gravedad es implacable y no podemos escapar a ella. O te mueves o te consumirá sin que prácticamente te des cuenta. La gravedad mermará tu verdadero potencial si no la contrarrestas con ejercicio frecuente, actividad y tonificación

No te atrofies y mantén la máquina-cuerpo apunto para que llegue muy muy lejos siendo útil a lo largo de toda una vida.

Cuando activamos el cuerpo mediante el ejercico o el deporte notamos como nos sube la temperatura interna. Tenemos calor, sudamos y bebemos agua con frecuencia. Estamos quemando energía desde dentro. Estamos “echando carbón en la caldera de la locomotora” para que esta circule. El uso y el esfuerzo de nuestros músculos genera calor por la quema de esa energía. La sangre que empapa a los músculos también se calienta. Entonces nos encontramos en mejores condiciones, pues la respuesta a todo eso es una optimización en la fuerza y la velocidad general. Somos más flexibles y saltamos más alto, resistimos más tiempo y llegamos a donde antes no llegábamos. Nos sentimos mejor y tomamos un contacto directo con nosotros mismos y nuestra anatomía a través de ese calor, de ese fuego que hemos generado internamente. El ejercicio es completamente indispensable.

Aquí puedes ver sobre correr (clic), sentadillas (clic) y planchas abdominales (clic). Cambiar tus posturas de sentado a estar de pie (clic), es un gran recurso en lo que a salud pasiva se refiere.

Yo recomiendo ejercicio de mantenimiento, de leve a moderado pero de forma frecuente. Fitness, natación, ir en bicicleta, artes marciales, calistenia, deportes de invierno, deportes de agua, deportes de pelota, … si te gustan los deportes tienes mucho donde elegir uno que te resulte gratificante y disfrutes practicándolo mientras te pones en forma y ganas salud.

 

El cuarto pilar es el descanso

salud y bienestar aire

No se si alguno de vosotros ha sufrido o sufre de insomnio. Entonces sabrá de lo que hablo. Yo lo padecí durante unos años y no se lo deseo a nadie. El no poder descansar bien, el tener graves problemas para conciliar el sueño y pasar noches en blanco es una de las peores torturas que podemos sufrir. Es horrible. Yo siempre digo que una noche sin dormir es un día completamente perdido.

Levantarse para ir a trabajar o para realizar alguna actividad sin haber dormido no es agradable: tienes la sensación de ser algo parecido a un zombi, estás apático y no te apetece hacer nada, no te apetece pensar, ni hablar ni que te hablen, ni ganas de comer, estás aturdido, la cabeza espesa, vas arrastrando tu cuerpo de aquí para allá deseando dejarte caer en cualquier sitio para ganar un poco de descanso. Te irritas con facilidad y te enfadas. Te da todo igual. Solo piensas en llegar a casa y tumbarte en el sofá o la cama para intentar dormir de nuevo. Has perdido un precioso día.

Dormir poco y mal tiene desastrosos efectos en nuestra salud, sobretodo mentales. Depresión, ansiedad, problemas de memoria, reducir la creatividad y problemas psicológicos son algunos de ellos. Afecta a la constancia del ritmo cardíaco provocando arritmias. La falta de sueño crónica deriva en un envejecimiento precoz y acorta la esperanza de vida.

Haz lo que tengas que hacer para dormir como un bebé por las noches. Lo que sea necesario

Revisa tus rutinas, tus hábitos, lo que comes antes de dormir, lo que bebes, la posición y la orientación de tu cama (la cabeza entre el Norte y el Noreste mejor), la inclinación (a veces levantar las dos patas de delante unos tres o cuatro dedos con algún taco de madera o algo similar ayuda mucho y va bien para la circulación), revisa el colchón, la almohada (más importante de lo que parece), si hay puntos Wifi o módems cerca apágalos, apaga tu móvil por la noche, los ruidos, la luz que entra por la ventana, usa tapones para los oídos, gafas de tela para los ojos, recurre a hierbas relajantes, hipnosis en audio, baños especiales, meditación, yoga, deportes, terapias antiestrés, toma contacto con la naturaleza, masajes, si necesitas ayuda psicológica para resolver algún trauma o conflicto, … Todo es poco con tal de tener un excelente descanso. Dormir bien y sin problemas no tiene precio.

Y por supuesto nunca jamás recurras a diazepam, lorazepam, orfidal o cualquier otra química de laboratorio recetada para dormir o para la ansiedad. Esto solo te sumirá poco a poco en un pesado letargo, te hará adicto, perderás a tus amigos, mermará tus capacidades cognitivas, cogerás depresión y verás pasar la vida sin pena ni gloria desde el sofá o la cama. Acabarás en un pozo siendo un cadáver viviente esperando su turno.

Yo recomiendo descansar las horas suficientes, sean las que sean. Llegar hasta el sueño profundo y las fases REM es muy importante para el cerebro. Cada uno tiene unas necesidades diferentes a la hora de recuperarse y sentirse completamente descansado y lleno de energía. Cada persona sabe las horas que debe dormir para alcanzar el estado físico optimo y de lucidez mental necesarios para afrontar el día a día. Si son siete, ocho, nueve o diez horas; las que hagan falta.

El quinto pilar es la actitud

elemento actitud

Este pilar no es físico y tangible y sin embargo es igual de importante que los cuatro anteriores. Aquí es nuestra mente y nuestras emociones las que entran en juego.

La actitud mental que adoptamos frente a la vida y sus diferentes desafíos, en el día a día, en nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos. Es la autoconcepción: que imagen tenemos de nosotros mismos,como nos sentimos con nosotros mismos y con los valores que como persona poseemos.

Es ser optimista.Es sentirse a gusto siendo quien eres y haciendo lo que haces, lo que te aportas a ti mismo y a las personas. Es ser una persona genuinamente alegre con capacidad para reírse hasta de uno mismo. Este pilar tiene que ver con conocerse a uno mismo y con el autocontrol.

De que sirven los demás pilares si vas por la vida como un amargado? Caminas cabizbajo y no tienes ilusión por nada? Nadie te aguanta ni te aguantas a ti mismo? No tienes ganas de hacer nada y la existencia te parece aburrida? Crees que todo está en tu contra y te cabreas por ello? Entonces tienes un problema. Es hora de revisar tu sistema de creencias y actitudes y ver qué es lo que está fallando.

Estar siempre malhumorado, estresado, nervioso, irritable, depresivo, vivir con miedos, desprender ira o ser una persona violenta o agresiva son actitudes o comportamientos que no llevan a ningún buen lugar. Esos estados liberan sustancias tóxicas en nuestro cuerpo y nos acidifican (clic). La mente es poderosa y tiene un enorme control sobre el cuerpo. Es capaz de llegar a manifestar esos problemas emocionales o actitudes poco sanas en verdaderas dolencias físicas o enfermedades de distinta gravedad.

Esa manifestación no es más que una oportunidad otorgada para resolver el conflicto, bloqueo o problema y volver al estado natural del ser humano: la paz, la capacidad de ser coherente y decidir conforme a las leyes de la naturaleza y la conexión con los sentimientos puros que nos hacen ser humanos

Todos tenemos problemas, vienen solos. El grado en que te afectan emocionalmente, la actitud que tomas y la interpretación que haces de ellos para poder solucionarlos dice mucho sobre ti y sobre tu personalidad.

Pocas recomendaciones te puedo dar aquí. Se feliz y optimista sin depender de nadie ni de nada, tiene que nacer desde dentro de ti. No vivas con miedos. Ten recursos personales para afrontar las dificultades. No te hundas a la mínima. No le fastidies la vida a nadie y no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti.

La aplicación de los cuatro primeros pilares te ayudará mucho en este quinto. Pues ya hemos visto como el andar deshidratado, soñoliento o intoxicado por comida procesada puede afectarte de muchas maneras a nivel físico y mental. Eso puede repercutir en tu estado y en tus sensaciones.

Ciertos tratamientos con plantas psioactivas (clic) y (clic) han ayudado y siguen ayudando a muchisimas personas. El reino vegetal no solo es la clave de la salud, la cura y la longevidad. También puede ser la llave que nos ayude a entendernos mejor y solventar conflictos amagados en el subconsciente.

Los 5 Pilares de la Salud y el Bienestar. Conclusión

Vale la pena modificar algunos hábitos y costumbres, sean del tipo que sean, para ganar calidad de vida sintiéndonos mejor y previniendo cualquier dolencia o problema? La respuesta es sí, vale mucho la pena. Y más hoy día que somos el objetivo de las grandes corporaciones y marcas que nos intentan inocular su mortal propuesta de vida, basada en alimentos procesados y medicamentos.

No es difícil construir los pilares de la salud y el bienestar y en poco tiempo puedes dar un vuelco a todo lo que no te beneficia y te hace sentir mal, cambiandolo por aquello que realmente te sirva y te ayude desde este mismo momento hasta el más lejano de los futuros.

Ya conoces los fundamentos básicos que te llevarán a otro nivel de verdadera salud y optimización natural, ahora es tu tarea pasar a la acción de la manera más brillante posible. No olvides que todos los pilares están íntimamente ligados y se apoyan y complementan los unos a los otros. Lo que aportes en un pilar repercutirá en los demás.

Y así concluye este post. He disfrutado mucho escribiéndolo y espero que tu leyéndolo y llevándo a cabo sus principios. Incluso alguien puede aportar algún otro pilar de la salud y hablar sobre él. Comenta. Nos vemos.

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario