La Leche es Mala, te Enferma y te Mata

Los ingredientes que necesitas para cocinar a un solo clic

la leche es mala

 

Y eso que no me gusta ser sensacionalista o crear alarma, pero es que no podía poner otro título. La leche es otro de los venenos blancos más promocionados, extendidos y consumidos de forma masiva que podemos encontrar. La leche es mala. Ya tratamos el peligroso azúcar blanco refinado (clic) en un artículo anterior y vimos cómo se puede prescindir de él y cuales eran las alternativas naturales. Ahora conocerás el segundo veneno blanco.

Consejo:

“Cuando veas que por la tele repiten algo con mucha frecuencia e insistencia ya puedes desconfiar, y mucho, de que eso es una mentira que no tiene nada bueno para ti”

Y eso es válido para los anuncios y las noticias. Detrás de todo eso están los de siempre, los dueños de las grandes industrias, marcas y medios de comunicación apresurados a la caza de tu salud y tu dinero.

Hoy es el turno de la leche de vaca del supermercado, que de nuevo es un producto tan procesado, tan refinado y tan manipulado que lo que al final tenemos dentro de la botella es un caldo de color blanco inmaculado llenito de contraindicaciones y peligros, del que te debes alejar como si de la peste se tratase. Y te lo digo entre otras cosas por experiencia.

Los medios, los doctores sobornados por las industrias lecheras o los presidentes de instituciones de salud/ dieta/ nutrición oficiales solucionan esto afirmando: “Hay personas que toleran la lactosa y personas que no, así que si la leche no te va bien no la tomes”. Y se quedan tan anchos. Cuando la realidad es que aunque toleres la lactosa la leche te va a ir mermando poco a poco hasta límites insospechados. Puede incluso que te lleve a un viaje sin retorno.

Por suerte algunos van despertando y si vemos algunas estadísticas el consumo de leche se ha ido reduciendo algo en España, generando más salud y calidad de vida en aquellas personas que la quitaron completamente de sus vidas. Que la leche es mala lo saben cada vez más y más personas.

http://es.statista.com/estadisticas/489610/consumo-de-leche-de-corta-y-larga-duracion-en-espana/

http://es.statista.com/estadisticas/489468/consumo-de-leche-envasada-per-capita-en-espana/

 

La leche es un alimento de primera necesidad

Una mentira de grandes proporciones que las industrias lecheras, en colaboración con los organismos reguladores de la salud (clic), han sabido crear, colocar y perpetuar en la mente colectiva de los consumidores. Puro marketing de un producto de diseño muy peligroso, creado para acabar dejando grandes beneficios a quien tuvo la idea de darle leche a la población. La leche es mala, pero se vende sin problemas y se marea la perdiz en relación a sus efectos secundarios.

Tomar leche no es necesario. La única leche que todos deberíamos haber tomado es la del pecho de nuestras madres, tal y como hacen las especies mamíferas durante el período de lactancia. Fuera de ese período, la leche no es en absoluto necesaria. No aporta nada y hay infinidad de documentos que así lo demuestran.

“La leche de mama vaca es para su bebé ternero”

Te dicen muy seriamente que es un producto de primera necesidad y bla bla bla…ni caso, mentira, es de primera necesidad para enriquecer a las marcas y tú de mientras al hospital porque no te encuentras bien.

La leche es mala. Está completamente atiborrada de hormonas sintéticas que se les da a las vacas para incrementar sus procesos de crecimiento y producción de leche. Aparte incluye las propias hormonas de la vaca que para nada son compatibles con los seres humanos. La leche está llena de antibióticos y medicinas que también se les da a estos animales. A la leche se le añaden químicos que son completamente contraproducentes para la vida. Y todo eso circula por tu cuerpo volviéndolo loco, generando una cascada de desórdenes y enfermedades.

Una de las peores cosas que sucede es que esas hormonas que provienen de la vaca, mayoritariamente estrógenos,  interactúan con las propias hormonas y la propia química del cuerpo. Hay muchísimos estudios de MÉDICOS NO FINANCIADOS POR LAS INDUSTRIAS LECHERAS que demuestran que los efectos hormonales de la leche provocan cáncer, especialmente en las mujeres. En los hombres provoca cáncer de próstata. La leche es mala.

Dra. Ganmaa Davaasambuu de la Escuela de Salud Pública de Harvard :
“La mantequilla, la leche y el queso están implicados en una mayor tasa de cánceres hormonales, y en particular el cáncer de mama”:

http://news.harvard.edu/gazette/2006/12.07/11-dairy.html

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3359127/

 

El alto consumo de leche incrementa la mortalidad y las fracturas en mujeres y hombres:

http://www.bmj.com/content/bmj/349/bmj.g6015.full.pdf

La leche procesada es una trampa alimentaria que afecta a adultos, a niños y a bebés. Además si en el envase pone que lleva calcio añadido échate a temblar, porque es calcio en forma inorgánica que de ningún modo el cuerpo puede asimilar o sacar provecho, en cambio se torna un desecho tóxico acumulable y de difícil eliminación. Y si encima va endulzada… sin comentarios.

Como siempre las grandes marcas las peores. Este enlace no tiene que ver con la leche sino con restos de vidrio encontrados en los potitos para Bebés de la infame marca Nestlé, de las peores del mundo. Acordaos de la nula calidad de su agua embotellada y sus procesos (clic). En Sudamérica también ocurrió esto a un nivel mucho mayor y muchos niños fueron afectados por ello, pero se silenció el asunto completamente. Cuando el rio suena…

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/30/economia/1309431291.html

 

La leche es mala. Mi experiencia con la leche

A mi la leche me creó piedras en los riñones (del tipo fosfato cálcico u oxalato), y a otro familiar mío le destrozó los intestinos poco a poco creándole una enfermedad muy grave. En mi caso tenía piedras porque la leche no dejaba trabajar eficientemente a mis riñones; apelmazaba y recubría los desechos de tipo arenoso, creando así los cálculos. Cierto que esa pudo no ser la única causa de tener piedras, pero sí era la principal. A día de hoy, y después de expulsar las piedras con remedios naturales (lepidium complex), estoy completamente limpio y por supuesto hace años que dejé la leche y nunca más he vuelto a tener un cólico nefrítico. Tengo amigos que al dejar la leche se les fue la sinusitis y los dolores de cabeza que tenían. Otros dejaron de tener dolores en huesos y articulaciones.

“La proteína de la leche es muy muy difícil de digerir, y esto da lugar a reacciones inmunológicas de tipo inflamatorio como por ejemplo: cantidad de flemas, alergias, sensación de ahogo, gases, cólicos, asma, bronquitis o rinitis”

En China, Japón y algunos países rurales de África no tienen esta extraña costumbre de tomar leche, y la osteoporosis no existe. En cambio es una plaga en Estados Unidos, algunos países sudamericanos y muchos europeos. La leche es mala, pero es defendida por intereses.

la leche es mala y

Puedes corroborar esto y acceder a varias tablas de porcentaje poniendo “países con más osteoporosis” en tu buscador preferido.

La leche es necesaria para disponer de calcio, para unos huesos sanos y fuertes.

Mentira. El calcio es necesario, pero no la leche. La leche es mala para la salud.

Como te quedarías si ahora además te digo que beber leche te descalcifica en vez de aportar calcio?

“La leche acidifica (clic) nuestro medio interno de forma dramática. Cuando nuestro cuerpo detecta niveles de acidez lo que hace es intentar compensar el equilibrio acido-alcalino (pues siempre tiende a ello) recurriendo al fósforo y al calcio (minerales alcalinos) que tenemos de reserva en los huesos”

De allí los extrae para utilizarlos y luego los desecha por la orina o crea calcificaciones en arterias y órganos, cosa que no interesa en absoluto. Así es como el consumo de leche nos deja sin calcio y hace nuestros huesos débiles dando lugar a la aparición de la osteoporosis comentada, entre otras cosas. Luego uno va al doctor por esto mismo y el doctor le recomienda incrementar el consumo de vasos de leche y lácteos para combatir la osteoporosis, así la pelota se hace cada vez más y más grande hasta que el cuerpo dice basta. Así funciona el despropósito alimentario y medicinal hoy día.

Los lácteos provocan osteoporosis, estudio publicado en el British Journal of Nutrition en el año 2013 por Frassetto y Sebastian (de la Universidad de California), investigadores independientes no financiados por las lecheras:

http://journals.cambridge.org/download.php?file=%2FBJN%2FBJN110_11%2FS0007114513001499a.pdf&code=2ed6cefe637f753ea239898b8d35813a

osteoporosis

 

Conclusión: Las auténticas fuentes de calcio

Si por lo que sea se te pasó por la cabeza recurrir a suplementos de calcio en sustitución de la leche tengo malas noticias para ti: ya te puedes ir olvidando. La inmensa mayoría son un timo sacacuartos hasta donde yo se. La leche es mala, y los suplementos de calcio también. Esas píldoras o comprimidos o polvos de calcio no provienen de fuentes orgánicas sino que provienen de calcio inorgánico, es decir de pierdas o elementos minerales que contienen calcio como por ejemplo corales marinos o dolomita. O pueden ser completamente artificiales echos en laboratorio como el gluconato de calcio. O como el fosfato de calcio, que lleva hueso de vaca molido. Como ya habrás deducido no es recomendable consumir piedra molida. Son una completa estafa.

A todos aquellos a los que ya se les quitaron las ganas de seguir tomando veneno blanco y en botella, les dejo por supuesto algunas indicaciones de dónde pueden conseguir auténtico y saludable calcio que el cuerpo puede asimilar y procesar.

“Como siempre, la respuesta está en el increíble REINO VEGETAL. En lo natural, en su forma orgánica”

Los vegetales sí pueden asimilar y absorber el mineral inorgánico y convertirlo en orgánico para nosotros. Aquí algunos ejemplos de alimentos (cereales, verduras y hortalizas, legumbres, frutas, frutos secos y semillas) que llevan una buena cantidad de calcio, que superan en muchos casos la cantidad que supuestamente aporta un vaso de eso que llaman leche:

Vegetales de hoja verde oscura, Tofu, Harina de Algarroba, Judías Rojas, Garbanzos, Acelgas, Brócoli, Col rizada, Repollo, Espinacas, Berza, Yute, Diente de León, Ajo, Quinhuilla, Perejil, Hojas de Nabo, Algas (clic), Quinoa, Amaranto, Salvado de Trigo, Avena, Semillas de Sésamo (clic), Semillas de Chía, Semillas de Lino, Leche de Almendras, Nueces, Pistachos, Naranjas (y la piel más), Limones (piel más), Kiwis, Higos Secos, Bayas, Frambuesas, Pasas de Corinto, Tamarindo, …

Siempre que puedas recuerda evitar el fuego y consumir crudo o casi crudo (clic).

Las leches basadas en vegetales sí son una opción. Pero debes de mirar muy bien su origen y composición. Que venga de un sitio fiable que manufacture orgánico y vegetal 100×100. La de soja no te la aconsejo, ya que la que hay es 90% transgénica. Lo mejor es hacer tus propias leches: de almendras, de chufa, de coco, de alpiste, de sésamo, de girasol, de cáñamo … todo un mundo como ves, y muy interesante.

Y para acabar y que no se te olvide. No es casualidad que la leche, el azúcar, la sal y la harina refinadas (los 4 venenos blancos masivos) sean productos causantes de enfermedades degenerativas y crónicas que se llevan anual y mundialmente a millones de personas a la tumba antes de tiempo. No, no es casualidad. Son productos preparados, premeditados y estudiados para ese fin. Es eugenesia alimentaria en complot con la farmácia. Nos engañan como les da gana.

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario