Disruptores Endocrinos Que son y Como Evitarlos

Los ingredientes que necesitas para cocinar a un solo clic

disruptores endocrinos

 

Los disruptores endocrinos son uno de los mayores peligros que nos acechan en nuestro día a día, una amenaza invisible que ha sido introducida poco a poco y de manera silenciosa para mermar nuestra salud progresivamente.

No hay nada peor para el cuerpo que la química sintética, la química ajena. Cualquier química que no sea la que el propio cuerpo tiene es completamente incompatible con la vida. Cualquier tipo de compuesto químico que provenga del exterior y acabe dentro de nuestro cuerpo supondrá una seria amenaza.

Que son los disruptores endocrinos o disruptores hormonales?

Son sustancias químicas artificiales la mayoría, y algunas naturales. Son llamados así porque interrumpen, rompen o modifican procesos en el cuerpo humano, siendo los procesos hormonales (las hormonas se segregan en las glándulas endocrinas) los más afectados por ello.

Toda esa química proviene y está presente en productos de uso diario. A estos productos, durante su fabricación o tratamiento, se les añaden o agregan muy diversos compuestos químicos para conseguir unos resultados o unas propiedades concretas en esos productos.

Veamos que cosas contienen químicos que actuan como disruptores endocrinos en nuestro cuerpo: ambientadores artificiales, envases plásticos de la comida, ingredientes de cultivo industrial fumigados, aditivos artificiales en los alimentos, objetos echos de plásticos, juguetes, detergentes, jabones y champús, colonias, perfumes, cremas, ropa sintética, pesticidas, farmacología, espumas sintéticas de relleno de colchones, almohadas o sofás, cosméticos…siendo las primeras o más conocidas marcas, siempre lo digo, las que incluyen más sustancias de este tipo.

Los disruptores endocrinos adoptan siglas y nombres como: DDT, DDE, DHEP, BPA, PBB, PET, PBDE, TBT, dietilestilbestrol (DES), dioxinas (2,3,7,8-TCDD), bifenilos policlorados (PCB), clordano, nonilfenol,  furanos, dieldrin, endosulfan, alquilfenol, lindano (hexaclorociclohexano ),etc etc. Estos son algunos de los más presentes en los productos, pero hay miles de nombres.

Muchos están oficialmente prohibidos, pero se siguen colando en los productos. Otros prohibidos adoptan otras nomenclaturas y se siguen usando tranquilamente. Nuevos químicos son diseñados y puestos a disposición de las industrias para su uso. Es un no parar, y cuando prohíben alguno ya hay 10 más iguales o peores introducidos en los productos sin ningún tipo de regulación ni estudio. Ni los laboratorios que los crean saben que efecto pueden tener en las personas. De los miles y miles que hay (unos 110.000) solo se han estudiado un 4%. Los que se sabe que son cancerígenos son etiquetados como “posiblemente cancerígeno” o “sospechoso”:

“Un informe de la Agencia de Protección Ambiental de Dinamarca ha desvelado que en los productos plásticos se utilizan al menos 132 sustancias o grupos de sustancias problemáticas. Entre ellas se cuentan sustancias sospechosas de ser cancerígenas o disruptoras endocrinas”

http://www.estrelladigital.es/blog/carlos.prada/132-toxicos-plasticos/20150107155404223606.html

 

Es un absoluto descontrol, cosa que no impide que se sigan fabricando y usando, pues ya sabemos que hay mucho interés en que no estemos saludables

Hasta la diabólica OMS, que sabe de la misa más de la mitad, no puede tapar tantos estudios independientes y evidencias sobre los peligros de estas sustancias,  y no le queda otra que parecer que quiere investigar y solucionar este desmadre:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/02/19/actualidad/1361307681_575897.html

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/02/20/noticias/1361366200.html

 

A día de hoy, 2016, y después de muchos y muchos años con el tema de los disruptores, la cosa está solo en promesas de estudio y observación por parte de las comisiones y organismos de salud. Mareando la perdiz, como siempre, mientras la gente enferma y muere.

 

Como nos afectan los disruptores endocrinos?

Los efectos han sido ampliamente estudiados, demostrados y documentados:

-Graves problemas de próstata

-Aumento de los tumores malignos en mama, ovarios y útero

-Dramática reducción del número de espermatozoides, lo que lleva a problemas de infertilidad

-Cáncer de testículos

-Cáncer cerebral

-Problemas metabólicos

-Problemas en el sistema nervioso.

-En las especies animales las hembras se masculinizan y los machos se feminizan

-Testículos no descendidos en niños y penes más pequeños de lo normal

-Malformaciones en el feto

-Leucemia

-Problemas en las funciones cerebrales y cognitivas

-Más lo que no sabemos…

 

Estos son algunas noticias relacionadas con la alteración del sistema hormonal en algunas especies animales:

http://www.lavanguardia.com/natural/20140328/54404199434/la-contaminacion-cambia-el-sexo-de-los-peces-en-la-costa-vasca.html

http://www.elmundo.es/ciencia/2015/06/19/55817362ca4741b9268b4589.html

 

Por desgracia todo se ha ido configurando para que estemos a día de hoy expuestos a miles de estas sustancias, que interactúan con nuestras hormonas, con nuestros procesos fisiológicos, nuestro sistema nervioso, sistema inmunitario y nuestros órganos, dañándolos de manera irreversible y permanente en muchos casos.

La exposición a estas sustancias químicas confunde al organismo, emitiendo señales erróneas que generan múltiples disfunciones. Todos los sistemas del ser humano están íntimamente ligados y sus funciones repercuten o se apoyan en otros sistemas, por lo tanto el daño que hacen los disruptores endocrinos se expande y se magnifica.

 

Otra enfermedades relacionadas

De aquí, de toda esta maraña química que nos rodea, se podría decir que nacen enfermedades como la sensibilidad química múltiple (SQM), conocida también como intolerancia ambiental idiopática, cosa que antes no existía. La medicina oficial dice que no tiene muy claro de donde viene. Bueno, ahora ya lo sabes. Aunque como muchas cosas ellos no lo van a reconocer pues la salud no es negocio, solo la enfermedad.

Y personalmente añado que la fatiga crónica (SFC) también tiene sus raíces en la exposición prolongada a todos estos tóxicos recombinados. La complejidad de la enfermedad, que sea multisistémica, que sea persistente, que sea una enfermedad de nueva aparición, que afecte a procesos neurológicos, neuro-musculares y neuro-endocrinos, y que la OMS no sepa de donde viene el asunto…todo esto me hace sospechar bastante. Repito, esto una afirmación personal.

 

Protegerse de los disruptores endocrinos

Los disruptores endocrinos son una cosa muy seria. Mucha atención debes prestarles y saber donde están si quieres evitar que te afecten y sobretodo, si vas a ser madre, debes protegerte completamente de ellos pues los disruptores son transferibles a los futuros bebes dentro de la placenta (herencia química). Están como digo en todas partes y presentan infinidad de formatos. Son muy persistentes allá donde se hayan.

La solución es prescindir y evitar toda la química mencionada y oculta en productos de uso diario, buscando alternativas viables y ecológicas

Como se consigue eso?

Evitando comprar comida en el super. Aquí hemos hablado mucho sobre alimentación sana y fresca. Los alimentos del super y de las GRANDES MARCAS están saturados de muy diversos disruptores (además se recombinan volviendose más peligrosos que si están separados) que literalmente se cargan la salud. No a la comida y bebida chatarra.

Evitando comer carne, pues va llenita de hormonas sintéticas. Además te acidifica (clic).

Usando detergentes naturales para lavar la ropa, que por si no lo sabias existen, son muy efectivos y están muy bien de precio. Yo los compro online y solo me arrepiento de no haberlo echo antes. Ahora la ropa que me pongo está libre de tóxicos invisibles. Y aquí hago mención especial al Gore-Tex, y te recomiendo no usar este tipo de tejido altamente perfluorado.

Usando, de igual forma, productos naturales para limpiar la casa. Hasta nos los podemos fabricar nosotros y limpian igual de bien que los industriales.

Usando pastillas de jabón natural y piedra de alum o alumbre para el aseo diario :

http://www.piedraalumbre.com/propiedades.html

Usando pasta de dientes basada en ingredientes naturales. Nunca que contenga flúor y demás porquerías. Por supuesto aquí también evitar las marcas tradicionales de toda la vida.

Evitando envasar o conservar en recipientes plásticos y sustituyéndolos por cristal, acero inoxidable, arcilla o barro. Y esto es extensible también a todo lo relacionado con los utensilios para cocinar alimentos: evita el aluminio (FATAL), el plástico, el teflón (MUY PELIGROSO) y la madera, y usa acero inoxidable, cristal y cerámica.

Evitando el agua de botella (clic) o del grifo y usa la mejor agua que hay, el agua destilada (clic). Las aguas de botella y del grifo LLEVAN DE TODO.

No usando ambientadores artificiales de ningún tipo. A mí personalmente, esas maquinitas a pilas que cada 10 minutos sueltan un fogonazo de “X” fragancia en la casa me parecen una forma rápida y efectiva de acortar nuestra esperanza de vida y de coger algunos boletos extra para enfermar.

Si eres mujer usa cosmética natural. Los cosméticos están llenos de químicos que van directamente a la sangre a través de la piel. Aunque no te lo creas degradan tu piel y te la dejan peor que si no usaras cosméticos. Son un completo engaño disfrazado de piel perfecta. Aquí también evita las marcas más conocidas y famosas.

Seleccionando los juguetes para los niños. Los ideales son de madera, de cartón endurecido, de polímeros neutros o gomas naturales. Deben ser ecológicos y libres de las principales sustancias tóxicas que llevan casi todos los juguetes de las marcas más conocidas. También es una muy buena idea fabricar junto a nuestros hijos los juguetes, desarrollando la creatividad y el ingenio.

Reduciendo en todo lo posible la electrónica en tu casa. Esto es televisores, aparatos, ordenadores o cualquier dispositivo que lleve placas de circuitería, pues van muy impregnadas de bromo.

Esto es fácil de decir pero no tan fácil de hacer, y es que si vives cerca de alguna fábrica, indústria o de chimeneas que no paran de soltar partículas busques la forma de cambiarte de residencia.

Llevando una vida sana y siguiendo los 5 pilares de la salud y el bienestar (clic). Ten en cuenta que el cuerpo tiene también la capacidad de autodesintoxicarse, así que dale la oportunidad de hacerlo sin ponerle impedimentos.

 

Conclusión

No te agobies por el tema de los disruptores endocrinos. Tiene solución. Solo debes rodearte de todo aquello que no contenga esas sustancias.

Al principio te puede parecer una ardua tarea, pero en cuanto sepas localizar y donde conseguir las alternativas ya todo irá mejorando y tu salud y la de los tuyos te lo agradecerán y no os resentiréis por exponeros a los químicos. En mi opinión es obligatorio dedicarle un tiempo a este tema, hasta que hayamos conseguido crear nuestro propio entorno libre de tóxicos.

No puedo acabar este post sin recomendaros encarecidamente a todos los amantes de la salud que echéis un vistazo a estos videos del Dr. Nicolás Olea Serrano, la máxima autoridad en España en el estudio sobre las enfermedades que causan los productos químicos. En ellos se expone de forma clara el tema de los disruptores endocrinos y muestra interesante información y reveladoras estadísticas, en las que se ve el grado de calado que tienen estas sustancias en nuestra vida.

NOTA: No son videos aptos para personas que quieran seguir viviendo en la manipulación y el engaño al que somos sometidos día tras día.

Y este otro video que tuvo lugar durante la VIII Feria de Alimentación y Salud, los días 24 y 25 de Octubre 2015 en Balaguer (Lleida).

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario