Curar la Gastritis

Los ingredientes que necesitas para cocinar a un solo clic

curar la gastritis

 

La gastritis es una de las enfermedades más extendidas y comunes y una de las que más preocupación causa. De echo si uno pone en Google “como curar la” la primera palabra que el buscador te pone acto seguido es gastritis. Cómo curar la gastritis es una de las búsquedas estrella a la hora de buscar información sobre cómo curar algo. Y no es para menos.

Cada vez afecta a más personas y más jóvenes. Hay países en los que el 80% de la población padece la gastritis, que además también puede derivar en una dispepsia que es un trastorno que incluye dolores o molestias en el abdomen superior así como síntomas de quemazón, presión o plenitud. También en muchos casos los médicos alertan de que las personas que van a consulta ya sufren de una gastritis avanzada.

Pero qué es la gastritis y porqué se produce?

Es una enfermedad del estómago en la que las mucosas gástricas se inflaman. Cuando el revestimiento estomacal resulta hinchado estamos hablando de gastritis. Puede durar por un corto período de tiempo o puede ser crónica por años.

gastritis

 

Esta irritación se produce principalmente por la ingesta de sustancias agresivas e irritantes para el estómago, por sufrir de reflujo biliar o por una bacteria llamada Helicobacter pylori. La bacteria Helicobacter pylori se lleva un gran porcentaje de casos de gastritis, y el otro gran porcentaje tiene que ver con lo que uno se echa al estómago, con lo que ingerimos.

 

Curar la gastritis

Curar la gastritis no es complicado, pero se deben seguir a rajatabla algunas pautas importantes para ello.

La primera a lo mejor incluso ya te la imaginas pues es de sentido común: revisar nuestra dieta de arriba abajo y eliminar todo producto procesado o refinado que contenga aditivos, espesantes, colorantes, conservantes, saborizantes, etc, todo lo que es comida basura, eliminar bebidas sintéticas o carbonatadas, quitarse el café y el alcohol. No comer carne o reducirla al mínimo, pues contiene muchos ácidos y además es difícil digerirla. No consumir comida o productos picantes.

También eliminaremos completamente o en la medida de lo posible la toma de medicamentos (clic), que destrozan el estómago. Especialmente el ácido acetilsalicílico, el ibuprofeno o el naproxeno . Los antiinflamatorios son bombas para el estómago.

A la hora de comer, recomiendo comer de forma relajada y sin prisas. Masticar bien la comida y ensalivarla bien, pues los fluidos salivares juegan un papel clave en la digestión de la comida aportando péptidos, enzimas, lípidos y analgésicos naturales. Comer con medio vaso de agua para que la comida en el estómago no sea una masa demasiado pastosa y seca, así facilitamos la digestión. No por eso bebas agua en exceso, solo el medio vaso o poco más. No comer mucho, no llegar nunca a la sensación de estar lleno.

Luego la hora de la digestión también debería ser un período relajado libre de estrés y prisas.

Lo siguiente es comer comida cruda la mayoría. Todo aquello que puedas comer crudo le hará un bien a tu estómago. Luego como mucho cocina al vapor, o usa el horno lo justo. Por supuesto olvídate de freír y de la cocina muy elaborada. Los alimentos en su estado natural es como mejor se asimilan y como mejor sientan al cuerpo. Come de forma simple. No uses el microondas, pues lo que hace este aparato es romper la estructura de los alimentos. Una vez su estructura está rota no sientan igual de bien, pierden nutrientes y se vuelven difíciles de digerir.

El agua es otro factor importante a la hora de pensar en cómo curar la gastritis. El estómago debe estar hidratado y hay que darle agua de calidad. No puedo más que recomendarte el agua destilada (clic), pura y libre de residuos y con un pH equilibrado. Recomiendo tomar cinco o seis vasos de agua al día. Distribúyelos en mañana, mediodía, tarde y noche. Y siempre que puedas evita que te coincidan con las comidas. Come por un lado y bebe por otro. Separa estas dos acciones.

Jugos de verduras suaves son una muy buena opción para incluir en la dieta y ayudar a curar la gastritis.

Y como remedio estrella te voy a recomendar uno de los mejores probióticos que exiten: el jugo de col fermentada. Para ello usa el repollo de tipo liso. Este jugo va a restaurar la salud de tus mucosas gástricas, la irritabilidad va a ir disminuyendo poco a poco y va a alcalinizar (clic) el exceso de acidez. No temas a tomar mucho, puedes tomar todo el jugo de col fermentada que quieras.

Facebooktwittergoogle_plus
2 Comments
  1. Mayo 9, 2016
    • Mayo 10, 2016

Deja un comentario